Sueño

Hacer ejercicio: el secreto para dormir mejor

Estudios científicos muestran que la práctica continuada del deporte puede mejorar tu calidad del sueño.

El entrenamiento personal puede mejorar tu calidad del sueño

Todo el mundo sabe que hacer ejercicio físico es bueno para tu cuerpo. Pero el ejercicio físico regular puede mejorar tu vida de muchas otras formas. Estudios recientes están mostrando múltiples evidencias científicas de que el deporte regular y llevar una vida activa puede mejorar nuestra calidad del sueño.

Sin embargo, la relación ejercicio físico y la calidad del sueño no es tan sencilla. Variables como el momento del día en el que haces deporte o la intensidad del mismo afectan las mejores potenciales en tu descanso.

Además, la mejora ocurre en los dos sentidos. Hacer deporte mejora tu calidad del sueño, pero un cuerpo descansado ayuda a mantener los niveles de energía necesarios durante la semana para poder mantener una rutina de entrenamiento regular.

En Sono Fit estamos obsesionados con mejorar la forma física y la calidad de vida de nuestros miembros y este post te guiará en tus primeros pasos para mejorar tu sueño mientras sigues tu plan de entrenamiento.

¿Cuál es el mejor momento del día para entrenar y que tu calidad del sueño mejore?

Los estudios muestran el ejercicio físico realizado por la mañana y las primeras horas de la tarde tiene el mayor potencial para ayudarte a descansar mejor.

Cuando hacemos deporte, la temperatura corporal aumenta. El cuerpo generalmente tarda 90 minutos en volver a enfriarse tras el entrenamiento. Si realizas el esfuerzo físico muy tarde, poco tiempo antes de ir a la cama, no dejarás enfriarse al cuerpo totalmente, pudiendo causar problemas para conciliar el sueño. Este efecto puede ser más intenso cuando el ejercicio físico realizado es de alta intensidad.

Pero los estudios muestran que cada persona es un mundo. De media, entrenar por la mañana o por la tarde puede tener los mejores efectos positivos en tu descanso, pero esta mejora también dependerá de tus hábitos de sueño y tu reloj interno.

Para encontrar la solución perfecta para ti, no hay nada mejor que ir probando tus sensaciones con diferentes tiempos y rutinas, hasta encontrar los horarios que mejor funcionan para ti.

Entrenar al aire libre potencia la mejora en tu descanso

Y si quieres que tu entrenamiento tenga un doble efecto positivo en la calidad del sueño, haz deporte al aire libre. Estar expuesto a luz natural cuando haces deporte ayuda a consolidar los ciclos de sueño, ayudándote a descansar mejor por las noches. Una carrera matutina ligera puede ser el mejor tratamiento para un problema de sueño.

La relación con el sueño en el deporte de élite

La relación entre los ciclos de sueño y el rendimiento físico en el deporte está muy extendido entre los deportistas de élite. Diferentes estudios indican que tu rendimiento está correlacionado con tu reloj corporal o ritmos circadianos. Si eres de los que te levantas con la luz del alba, deberías poder alcanzar tu pico de rendimiento en tu entrenamiento al mediodía.

En cambio, si eres de los que se te pegan más las sábanas y tiendes a acostarte más tarde, tu mejor momento para mejorar tus marcas personales llegará en la tarde. Así que ya sabes, cuando quieras mejorar tus récords personales, estudia bien tus patrones de sueño o confía en un entrenador profesional que te ayude a optimizar tu rutina.

Pero no tienes que ser un deportista de élite para empezar a notar la mejora en tu sueño. Estudios científicos han demostrado que con ejercitarse 2 horas y media a la semana la mayoría de nosotros notaremos una mejora en cómo y cuanto dormimos. Y las buenas noticias es que no tienes que estar entrenando durante meses para empezar a dormir mejor. Las primeras mejoras llegarán en la primera semana. ¿A qué esperas?

Si quieres mantener una rutina de entrenamiento personal, seguir conociendo tu cuerpo y mejorar tu calidad del sueño, Sono Fit y tu entrenador personal te acompañarán cada día.